El Síndrome de Encamamiento o Inmovilidad

*¿Qué es el encamamiento o inmovilidad?

Existe una secuencia de eventos que llevan al encamamiento, que es importante conocer. El descondicionamiento es el primero de ellos, y se presenta por el enlentecimiento o fatiga para realizar actividades cotidianas básicas como baño, vestido, movilización dentro o fuera de casa, etc. De no existir una intervención en este punto, el sujeto puede presentar discapacidad, que se define como la pérdida de la capacidad para realizar una o más actividades cotidianas. La discapacidad puede llevar a mayor desacondicionamiento y, viceversa. Finalmente, el máximo espectro del problema lo representa el encamamiento o inmovilidad. Éste se define como un síndrome secundario a pasar mucho tiempo en cama o a reducir la actividad física previa en forma considerable y, por tiempo prolongado.

El descubrimiento de este problema, data de la década de los 50´s, cuando el reposo en cama era una indicación en hospitales (y en casa), pues se creía que mejoraba la cicatrización de heridas o el daño secundario a infarto del corazón, embolia cerebral o fracturas, si el paciente “descansaba” por 6-8 semanas.

*¿Quién está en riesgo de presentar encamamiento?

El sujeto en riesgo es el adulto mayor en el período posterior a un evento agudo o como consecuencia de pérdida de funciones en forma crónica. Para su recuperación o reintegración a su vida, el sujeto dependerá del apoyo de familiares, amigos o cuidador remunerado, que lo ayuden a su movilización hasta que pueda valerse por si solo. Así, quien vive solo y/o sin una buena red de apoyo está especialmente en riesgo para presentar este problema.

*¿Cuales son las principales causas del encamamiento?

Actualmente, los motivos de este problema suelen ser diferentes a los de los 50´s, siendo el principal, la pérdida de funciones de independencia (discapacidad) progresiva que puede tener el adulto mayor.

Por ejemplo, en la osteoartritis de rodillas el sujeto puede tener una marcha más lenta y dificultosa, que en caso de no tratarse o mejorar, llevará a una menor actividad física y poco a poco, a reposo en cama (encamamiento). Así, podríamos tener múltiples causas de inmovilidad progresiva o crónica: falta de aire (por problemas pulmonares o de corazón), dolor en pies (por artritis, neuropatía en diabetes, o juanetes), enlentecimiento de movimientos (por enfermedad de Parkinson), mareo crónico (vértigo o, como efecto de medicinas de consumo crónico), pérdida de fuerza muscular (desnutrición, sarcopenia), miedo a caer (posterior a una caída), etc.

Existe otro tipo de inmovilidad, llamado aguda, que es el que se presenta en forma abrupta (posterior a una cirugía o fractura, por ejemplo) y que suele durar algunas semanas o meses, y suele ser transitoria.

*¿Por qué es importante el encamamiento?

Su importancia radica en el grado máximo de dependencia de otras personas que requiere un sujeto inmóvil (así como el alto costo de este cuidado especial) y, a la alta probabilidad de morir (de hasta 50%) que le acompaña.

*¿Cuáles son las consecuencias del encamamiento?

El primer sitio de afectación por inmovilidad es el músculo. Se sabe que se pierde entre 2-5% de masa muscular posterior a reposo en cama de 1 semana. Además, existen contracturas de tendones así como pérdida de calcio en hueso que ocasionan mayor dificultad para el movimiento y un alto riesgo de fractura en caso de una caída.

A nivel de corazón y vasos sanguíneos, la principal consecuencia es una pérdida de la capacidad de "ajuste" del látido cardiaco y presión arterial al ponerse de pie, por lo que la reincorporación conlleva un riesgo de presentar mareos y caídas.

Existe incontinencia urinaria como consecuencia de no poder moverse para ir al baño. Además puede presentarse estreñimiento, que se debe a la disminución en el tránsito intestinal por falta de movimiento del cuerpo, así como a deshidratación.

En piel, lo más importante es la formación de úlceras por presión o "llagas" en sitios de presión como la región glútea, talones, codos, hombros y espalda, entre otros. Éstas empeoran fácilmente una vez formadas, debido a la presión constante entre piel y cama, así como a la humedad por sudor u orina, y al roce de la ropa contra la piel, consecuencia de una técnica de movilización inapropiada. De perpetuarse, estas "llagas" pueden infectarse, llegar hasta hueso y ocasionar infecciones a dicho nivel y, a todo el cuerpo por vía sanguínea.

El encamamiento tiene consecuencias graves a distintos niveles, que incrementan el tiempo de recuperación y el riesgo de morir.

* ¿Cómo prevenir el encamamiento o inmovilidad?

El primer punto es tratar adecuadamente cada una de las condiciones que pueden causar inmovilidad, incluidos efectos indeseados de medicamentos de uso crónico. Además, para su prevención es vital, el realizar ejercicio físico supervisado regularmente. Los beneficios del ejercicio no son diferentes en la vejez que en la juventud. Es importante considerar, que cualquier programa de ejercicio en el adulto mayor debe estar hecho a la medida, por lo que éste deberá ser diseñado por un experto en la materia (fisioterapeuta o médico del deporte). En sujetos hospitalizados, una medida inicial de ejercicio es fomentar la realización de actividades fuera de la habitación (como bañarse en regadera, deambular en pasillos, etc.), así como los movimientos asistidos por otra persona en su cama (de piernas, brazos, etc.).

*¿Cómo tratar el encamamiento o inmovilidad?

El tratamiento está encaminado a las consecuencias del encamamiento.

Las "llagas" en sitios de presión producen dolor, por lo que el control del mismo es importante para poder favorecer la cómoda movilización y cooperación activa del sujeto. Para la curación de estas lesiones de piel es muy importante asegurar una adecuada ingesta calórico-proteica del sujeto, por lo que deberá supervisarse la calidad y cantidad de la dieta cotidiana. Es muy importante evitar la humedad en los sitios de presión (previamente mencionados), por lo que hay que favorecer que no exista sudor ni orina en las sábanas o pañal y acudir al baño para orinar o defecar. La movilización del sujeto en cama deberá ser con extremo cuidado, para evitar el roce con sábanas o ropa, pues éstas puede lastimar piel previamente dañada y/o enlentecer la curación de las úlceras. La presión, principal factor que ocasiona las "llagas", debe liberarse por medio de la movilización del sujeto hacia una nueva posición (de lado, con la rodilla del plano superior doblada sobre la otra pierna extendida, por ejemplo), cada 2 horas, como tiempo máximo. Otra opción, es el conseguir un colchón presurizado eléctrico segmentado (también conocido como, de presión alterna), que infla y desinfla sus segmentos, en forma secuencial provocando una variación de presión en los distintos sitios con "llagas".

Los ejercicios pasivos en cama, asistidos por fisioterapeuta ayudarán a mejorar las contracturas musculares y a mejorar la circulación en piernas. Se deberá reincorporar lentamente al sujeto hacia la posición sentado y, posteriormente de pie, para re-adaptar los reflejos de cambios en el latido cardiaco y presión arterial, y así evitar mareos o marcha insegura.

Se debe favorecer el uso del baño, para re-educar los reflejos normales de orinar y defecar y así, evitar la incontinencia y estreñimiento. En caso de presentarse éste, de podrán emplear laxantes (previa valoración médica).

* Mensajes para llevar a casa

El encamamiento o inmovilidad es un problema grave en el adulto mayor debido al riesgo alto de diversas complicaciones y muerte que conlleva.

Se recomienda realizar ejercicio físico supervisado regularmente (caminata 30-45min. al día, tres veces por semana, por ejemplo), llevar una dieta adecuada en cantidad y calidad y, atenderse toda enfermedad que condiciones enlentecimiento o fatiga para realizar actividades cotidianas básicas, tales como baño, vestido o movilización en casa o fuera de ella.

El encamamiento, una vez presente requiere valoración por un médico multi-disciplinario (geriatra, cuidador, fisioterapeuta) para prevenir las complicaciones de este síndrome.

Featured Posts
Posts Are Coming Soon
Stay tuned...
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Tel de Citas: 9-31-5666

© 2017 Geriatría Integral